Empire State Building, Manhattan

Descubre lo que quizás no sepas sobre el Empire State Building

Los precursores del Empire State Building

En 1929, el arquitecto William Lamb, de la firma Shreve, Lamb y Harmon, que también había diseñado el Winston-Salem y el edificio Reynolds en Carolina del Norte, se inspiró en este último y en la torre Carew, situada en Cincinnati, para elaborar los planos de construcción del imponente Empire State Building. Por tanto, no es una casualidad si consideramos estos dos antiguos edificios Art Deco como los precursores de la arquitectura del Empire State. Además, en 1979, el Director General del Empire State Building envió una tarjeta de felicitación a la torre Reynolds con motivo de su cincuenta aniversario, un guiño interesante, en la que escribió: «Felicidades, papá».

El reto que dio a luz al rascacielos más alto del mundo

Empire State Building, Manhattan

El final de los años 1920 marcó un periodo de auge económico neoyorquino sin precedentes. Entre los empresarios se lanzó el reto de construir el rascacielos más alto del mundo. La competición se disputó entre los dos principales participantes: El edificio del Bank of Manhattan en Wall Street 40 y el Chrysler Building (una estructura Art Deco elaborada, diseñada por el gran constructor de automóviles Walter Chrysler). Mientras cada adversario intentaba ganar algunas decenas de metros de altura añadiendo pisos adicionales a su proyecto, la carrera por la victoria se intensificó verdaderamente en 1929 con la presentación de los planos del Empire State Building elaborador por el Director de General Motors John J. Raskob y el antiguo gobernador de Nueva York, Al Smith.

Chrysler decidió cambiar sus planos por última vez cuando seenteró de que el Empire State mediría 305 metros de altura. Estaba seguro de que, añadiendo una punta de acero de 14,6 metros al edificio, ganaría la apuesta. Pero, para su mayor desdicha, Raskob y Smith fueron aún más lejos con las modificaciones de su proyecto, ya que una vez acabado en 1931, el coloso de 381 metros terminó imponiéndose en las calles de Midtown Manhattan, siendo el edificio más alto del mundo. Mantuvo este estatus casi cuatro décadas, al menos hasta 1970, fecha de finalización de la primera torre del World Trade Center.

Su construcción se hizo en tiempo récord

construccion Empire State Building

A pesar de la amplitud gigantesca de este proyecto, solo hicieron falta 20 meses para acabar de principio a fin, no solo la concepción y la planificación, sino también la construcción del Empire State Building. La construcción se hizo en el lugar donde se encontraba entonces el hotel Waldorf-Astoria. Tras la demolición de éste, los empresarios Starrett Brothers y Eken iniciaron un proceso de ensamblaje en cadena para construir el rascacielos en solo 410 días. Gracias al impresionante equipo de 3400 hombres, que trabajaron sin descanso en este proyecto cada día, ¡se construyeron cuatro plantas y media por semana! Las 30 primeras plantas estaban acabadas mientras que aún faltaban algunos detalles de acabado en la planta baja. Aunque la construcción del Empire State Building se acabó más rápido de lo previsto, y dentro del presupuesto fijado, costó la vida de cinco trabajadores de la obra.

El Empire State Building estaba lejos de ser prometedor, al menos en sus etapas iniciales

El crac bursátil de 1929 así como el inicio de la Gran Depresión generaron, lamentablemente, comienzos difíciles para el desarrollo del Empire State Building. Inicialmente, el edificio debía acoger oficinas, pero durante su apertura en 1931, solo el 25 % de sus locales comerciales estaban ocupados. Se le apodó con un juego de palabras sutil «Empty State Building» («el edificio vacío»). Los propietarios del edificio se vieron obligados a utilizar todos los medios para intentar atraer al máximo número posible de arrendatarios: dejando las luces encendidas en los locales, pegando carteles publicitarios por todas partes. En 1932, tras la muerte de Thomas Edison, (entre otras cosas, famoso pionero de la electricidad, pero también inventor del «teléfono espiritual» que fue un gran fracaso), ¡incluso se organizó una sesión para contactar con su fantasma en la planta 82 del edificio! A pesar de todos estos esfuerzos, la mitad superior del rascacielos estaba aún sin ocupar, y hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, no fue por fin rentable. 

La cima del Empire State Building debía acoger a pasajeros de dirigibles

proyecto

En los años 1930, la gente estaba convencida de que los viajes transatlánticos en aeronave serían el medio de transporte del futuro. Por ello, los propietarios del Empire State Building decidieron adaptar la cima del rascacielos para hacer frente a esta posibilidad. La idea era que estos dirigibles volaran alrededor del edificio, que luego deberían bordear y al que se amarrarían, gracias a un sistema de amarre instalado en su cima. Una pasarela al aire libre permitiría a los pasajeros volver al edificio, presentarse luego en los servicios de Aduana para, por fin encontrarse en las calles de Manhattan, todo en menos de 8 minutos. El proyecto, aunque acogido con entusiasmo, se abandonó rápido, ya que los vientos en la cima eran tan violentos que era casi imposible para los pilotos proceder al amarre. En 1931, se hizo un intento que resultó tener, en cierto modo, éxito, ya que solo duró unos breves minutos. Dos semanas más tarde, un dirigible de Goodyear logró su truco publicitario tirando una pila de periódicos en el tejado del edificio.

amarre

En 1945, un bombardero del ejército se estrelló contra el Empire State Building.

Crash B-25

El 28 de julio de 1945, el teniente-coronel del ejército, William F. Smith, a los mandos del bombardero B-25,se dirigía hacia el aeropuerto La Guardia, Nueva York cuando la espesa niebla que flotaba por encima de la ciudad le hizo desviarse hacia MidtownManhattan. Aunque consiguió abrirse camino entre la multitud de rascacielos, terminó estrellándose a una velocidad de 320 km/h entre las plantas 78 y 79 del Empire State Building, causando una fuerte explosión. Esta colisión costó la vida del piloto, veterano de la Segunda Guerra Mundial, de dos miembros de su tripulación, y de otras doce personas que se encontraban en ese momento en los locales del edificio. Milagrosamente, solo bastaron 40 minutos paraque los bomberos acabaran con las llamas del incendio provocado por este terrible accidente. Fue el incendio más devastador de la historia de Nueva York y, sin embargo, dos días más tarde, se volvía a la normalidad en todas las partes no dañadas del edificio.

Una persona sobrevivió a la tragedia de la colisión del bombardero contra el Empire State Building

Durante el accidente aéreo del bombardero B-25 de 1945 contra el Empire State Building, el impacto fue tan violento que los pedazos del motor propulsados al interior del edificio cortaron los cables de dos ascensores, en particular en el que se encontraba Betty Lou Oliver, que por entonces tenía veinte años y estaba a cargo de la operación del montacargas. El ascensor que transportaba a Betty Lou tardó solo unos segundos en caer en picado desde la planta 75 hasta el sótano. Los 305 metros de cables dañados, acumulados en los sótanos de los ascensores junto con la bolsa de aire comprimido causada por la rápida caída de la cabina permitieron amortiguar el choque, salvando así la vida de la joven Betty Lou.

El cincuenta aniversario de la película King Kong, celebrado en el Empire State Building

Empire State "King Kong"

El Empire State Building es estrella en más de 90 películas, pero la más famosa es «King Kong» rodada en 1933, cuya escena final está interpretada por un «gigantesco simio» escalando el rascacielos, para tratar de escapar de los ataques de unos aviones. En 1983, para celebrar los 50 años del estreno de la película, el presidente de una compañía de dirigibles trató de reproducir esta mítica escena rodada originalmente en estudio, prometiendo un magnífico espectáculo. Planeaba que unos aviones de época volaran por encima del Empire State Building, imitando un ataque contra el gigantesco simio (hinchable de 25 metros de alto) que ataría al asta del edificio. Pero este proyecto, estimado en 150.000 $, resultó ser un auténtico desastre cuando el King Kong hinchable se rompió, antes incluso, de estar completamente inflado. A pesar de un segundo intento, con el King Kong por fin inflado y colgado con éxito al edificio, el proyecto se abandonó definitivamente tras presentar rasgones después de solo unos días.

¿Sabías que?

  • El Empire State Building tiene 103 plantas y mide 381 metros de altura, sin contar con los 62 metros de antena.
  • Está situado en la Quinta Avenida entre las calles 33 y 34 de Manhattan.
  • Un proyecto, que se abandonó rápidamente, preveía añadir 11 plantas al Empire State Building.
  • En 1973, la construcción del World Trade Center en Manhattan le hizo perder el primer puesto de edificio más alto del mundo al Empire State Building.
  • El 11 de septiembre de 2001, el Empire State Buildingvolvió a ser el edificio más alto de Nueva York tras el derrumbe del World Trade Center, causado por el ataque terrorista.
  • En 2002, Peter L. Malkin, ya en posesión de un contrato de alquiler de 114 años, se convirtió en propietario y gestor al comprar el Empire State Building.
  • El Empire State Building tiene 2 plataformas Observatorio situadas en las plantas 86 y 102, que atraen a más de 4 millones de visitantes al año. Con tiempo despejado, se tiene una visibilidad de casi 130 km sobre Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Pensilvania y Massachusetts.
  • Más de treinta personas han muerto al saltar del rascacielos.
  • Una carrera anual llamada «Run-Up» se organiza cada año, consiste en subir hasta la planta 86 del edificio (1576 escalones en total).
  • El edificio cuenta con un servicio de seguridad 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Las parejas que se casan en la planta 80 del Empire State Building el día de San Valentín, se convierten en miembros de un exclusivo club y después reciben una entrada gratis al Observatorio el 14 de febrero, fecha de aniversario.

Leer más historias cautivantes